Saltar al contenido

Qué Hacemos

KUNDALINI

Tiene sus orígenes en la época upanishádica (800 a.c. – 500 a.C.) y Yogui Bhajan lo trae a occidente en el año 1969.

Practicamos Kundalini Yoga tal como lo enseñó Yogi Bhajan.

Consta de kriyas (secuencia de ejercicios para conseguir un determinado efecto sobre el cuerpo y la mente) combinadas con pranayamas (control de la respiración) y mantras.

Conocido como el yoga de la conciencia, Kundalini Yoga contribuye a despertarla y, por tanto, a reconectar con tu ser original. Alinea cuerpo, mente y alma. Despierta la energía vital que todos llevamos dentro trabajando a nivel físico, electromagnético, emocional y mental, con un efecto inmediato. Refuerza el sistema nervioso, equilibra las glándulas, purifica la sangre y limpia patrones de pensamiento subconsciente. Aumenta la vitalidad y la concentración, liberando bloqueos emocionales y físicos que nos impiden ser nosotros mismos.

Es un yoga que se adapta a todos los niveles con diferentes intensidades.

HATHA

Sus orígenes aparecen en textos hinduistas del siglo V a.C.

El Hatha Yoga, base de todos los yogas que utilizan posturas, es el yoga más clásico.

Incluye posturas (asana), ejercicios de respiración (pranayama), de concentración (dharana) y de meditación (dhyana).

Ayuda a respirar mejor, a liberar tensiones y amplia la atención en el momento presente. Fortalece, mejora la postura corporal, la flexibilidad, el equilibrio y la coordinación. Sirve para empezar a ser más conscientes de la naturaleza transitoria de las emociones, de las sensaciones y de los pensamientos. Tradicionalmente abarca no solo el aspecto físico, sino también el espiritual: la realización del yo, el autoconocimiento, la búsqueda de la realidad suprema.

Su práctica es no competitiva, es adaptable a todas las personas independientemente de su flexibilidad, fuerza, resistencia o experiencia en el yoga.

VINYASA

Su base es el Hatha Yoga y tiene una antigüedad aproximada de 100 años.

“Vinyasa” es una palabra sánscrita que significa “fluir”. Se trata de una transición dinámica de una postura a otra coordinándolas con una respiración consciente.
Incluye posturas (asana), ejercicios de respiración (pranayama), de concentración (dharana) y de meditación (dhyana).

Fortalece el cuerpo, trabaja la resistencia y la flexibilidad, ayuda a tonificar el cuerpo y a mejorar el equilibrio, la concentración, la postura corporal y la coordinación. Ayuda a respirar mejor, a liberar tensiones y amplia la atención en el momento presente.

Físicamente es más intenso y dinámico que el Hatha Yoga.

ASHTANGA

Basado en enseñanzas antiguas, pero popularizado hace unos 60 años.

El Ashtanga es un riguroso estilo de yoga que vincula cada movimiento con la respiración y sigue una secuencia específica de posturas.
Se basa en tres pilares: la respiración Ujjayi (contrayendo la glotis), los bandha o cierres energéticos (contracciones musculares) y el dristi (focalización de la mirada durante cada asana). Es una de las formas más dinámicas del yoga y se trata de una meditación en movimiento.

La práctica continuada logra grandes beneficios tanto mentales como físicos, tonifica el cuerpo, mejora la flexibilidad, la fuerza, el equilibrio y la concentración. Aporta energía, consigue que el practicante se ponga en forma físicamente y calma la ansiedad.

Es el yoga más dinámico y el que exige más fortaleza y resistencia.

 

Ashtanga Adolescentes

A través del yoga, trabajamos con adolescentes, a nivel físico, mental y espiritual, transitando esa etapa de gran intensidad, ayudando al adolescente a encontrar su lugar en el mundo, acompañándolo hacia la madurez y al empoderamiento. Trabajamos la fuerza, la flexibilidad, la mejora de la postura, la capacidad para relajarse, el control de la respiración, la estabilidad, el equilibrio, la canalización de la energía, el manejo del estrés, la toma de decisiones, la concentración, la auto-imagen, la aceptación, la curiosidad, la compasión, la conexión, la presencia y la intuición.

Ofrecemos una alternativa para jóvenes.

YOGA INFANTIL. CHILD PLAY

Los niños y niñas juegan a yoga para estar más equilibrados física, mental, emocional y espiritualmente.

Mejoran su coordinación, equilibrio, flexibilidad, sentido del humor, autoestima, concentración y gestión de
su energía.

Juegan a yoga a través del baile, del movimiento libre, del canto de mantras, de meditaciones, de relajaciones y de la práctica de posturas, dejando fluir el cuerpo.

Diferentes grupos de edades entre 3 y 12 años.

PRANAYAMA, RELAJACIÓN, MEDITACIÓN

Todas las sesiones de yoga trabajan técnicas de pranayama, relajación y meditación, pero estas sesiones están diseñadas para trabajarlas, semanalmente, en mayor profundidad.

Pranayama es un conjunto de técnicas para aprender a captar, dirigir, asimilar y distribuir el prana (energía sutil) a través de una respiración consciente. Purifica el cuerpo físico y el energético, y estabiliza la actividad mental, ya que la mente y la respiración están íntimamente relacionadas. La respiración es un constante dialogo del cuerpo con el universo.

Relajación es todo lo contrario de la acción. Es el medio natural para reponer la energía que gastamos a través de la acción física y mental, y de las emociones. Es necesaria para acceder a nuestro universo interior. A través de la vivencia de sensaciones de tranquilidad, paz y serenidad, llegamos a la concentración, a la meditación y a estados de conciencia elevados.

Meditación es una palabra que deriva del latín y significa ”volver hacia dentro”. En ella se aparta el mundo exterior para que no influya en la mente. Se trata de una búsqueda deliberada de la comprensión de la verdad. La mente, libre de ataduras, capta aquello de lo que no somos conscientes normalmente. Meditación es un estado de la mente: la prolongación de la concentración.